* BLANCO SOBRE BLANCO *

* BLANCO SOBRE BLANCO *

Nicole Kidman, Lady Gaga, Madona, Dita Von Teese y yo, hemos decidido estar blancas.

Estar blanco es signo de alto estatus social, de riqueza y prestigio. Recuerden cómo las mujeres de la antigüedad hacían todo lo posible por mantener la piel lo más blanco posible, utilizando en ocasiones productos muy tóxicos como cremas a base de plomo y pequeñas dosis de arsénico para conseguir la tan anhelada palidez.

La Reina Isabel I de Inglaterra, según cuentan,  se pintaba pequeñas venas azules en la cara para que su piel pareciera traslúcida.

Recuerden: estar moreno es una vulgaridad.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *